LA CAÍDA DE UN TITÁN

No por temer a la muerte voy a permitir que su cara burlesca acompañe mi camino de soledad hacia el olvido. Voy a luchar, me armaré de valor y tomaré como espada la libertad para atravesar su ennegrecido corazón, lo arrancaré de su pecho y libraré al mundo del horror de los gigantes, aquellos que aplastan a pequeñas almas por el temor de que un día crezcan y rompan las cadenas del corrompido reino, donde sentada en un trono hecho de huesos de guerreros, espera la muerte, tapada por sus miedos, la llegada de su fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s